Seguidores

Reseña literaria: La virgen de los sicarios.



Hace mucho tiempo que no hago reseñas, no porque no haya leído libros (he leído muchos) pero no sé, creo que me daba flojera relatarlos, así que decidí volver a reseñar y poco a poco iré subiendo esas opiniones que me han dejado en la lengua esos libros maravillosos que pasan por mis manos. Por ahora, le dejo la reseña de esta historia que leí ayer. 







Titulo. La virgen de los sicarios. 
Autor: Fernando Vallejo. 
Año: 1994 (segunda edición leída, 2002) 
Paginas: 121 










Este libro narra la historia de Fernando, un hombre mayor que ha regresado a Colombia después de mucho tiempo. Una vez allí conoce a Alexis, un chico joven de profundos ojos verdes, en “El cuarto de las mariposas” y se enamora de él. Sin embargo, Alexis no es un chico cualquiera, este niño resulta ser un sicario y a su corta edad ya lleva más de una docena de muertos encima. 

«Creemos que existimos pero no, somos un espejismo de la nada, un sueño de basuco» 

(Basuco, según el autor, es cocaína impura fumada, que hoy fuman los jóvenes para ver más torcida la torcida realidad)

La historia está narrada desde el punto de vista de Fernando, lo que hace que tengamos un acercamiento mucho más directo con el personaje. Vemos a través de sus ojos una Colombia que esta deshecha y destruida, escombros donde se edifican jóvenes, niños asesinos y donde la palabra “moral” no tiene cabida. He de acotar que la historia se centra en los años 90, fecha en murió el famoso narcotraficante “Pablo Escobar” y por ende se habla de drogas, de delitos, asesinatos, sicarios y desempleo. 

«La humanidad necesita vivir mitos y mentiras. Si uno ve la verdad se pega un tiro »

Tiene una forma de narrar muy cruda, muy real, a veces resulta un poco perturbador por como muestras los hechos de violencia que vive día a día, pero es esa misma crudeza con la que narra lo que atrapa. Como todo narrador tiene sus propias opiniones sobre el contexto que le rodea, llegando a criticar al presidente, a los gobernantes y a todo ente que allí manda. La muerte en Colombia llega a ser el pan de cada día, llegando, incluso, a encontrar “muñecos” (forma en la que se refiere a los asesinados) frente a la puerta del edificio donde vive. Relata, además, del goce que sienten algunos por ver los muñecos que caen, el morbo que goza las personas al no saberse víctima de semejante violencia. Nos cuenta también que esta muerte que asecha las calles no distingue ni raza, ni sexo, ni edad, llegando a narrar la muerte de mujeres embarazadas, de niños malcriados, de todo aquel que respira en la calle y tarde o temprano un balazo le marca la frente como la cruz que se coloca allí el miércoles de ceniza. 

«La muerte viaja siempre más rápido que la información»

Pero entre toda esa mugre, Fernando encuentra a Alexis, un niño de poca edad del cual se enamora. Un niño sicario. Un niño que no duda el sacar “el fierro” (revolver) para dispararle a quien le cause molestias. 

«Tenía los ojos verdes, hondos, puros, de un verde que valía por todos los de la sabana. Pero si Alexis tenía la pureza en los ojos tenía dañado el corazón. Y un día, cuando más lo quería, cuando menos lo esperaba, lo mataron, como a todos nos van a matar»

Lo curioso de la historia, y al cual se debe el nombre del libro, es que estos chicos sicarios sienten una devoción tremenda por María Auxiliado, la virgen, la patrona que está en sabaneta. La mayoría de estos niños sicarios portan escapularios de la virgen, llegando a llevar tres: uno en el cuello, otro en el antebrazo, y otro en los tobillos. Además, van todos los martes a la misa, rogando, pidiendo, orando a María Auxiliadora. ¿Qué que ruegan? Dicen los sociólogos que los sicarios le piden a María Auxiliadora que no les vaya a fallar, que les afine la puntería cuando disparen y que les salga bien el negocio. Lo cierto es que Alexis con sus ojos puros y su corazón dañado va a arrodillarse frente a la virgen y pedir, y Fernando ve con asombró como la iglesia está abollada por todos estos chicos que se dedican a quitar vida, a ajustar cuentas. 

«Esta devoción repentina de la juventud me causaba asombro. Y yo pensando que la Iglesia andaba en más bancarrota que el comunismo... Qué va, está viva, respira.»

Si bien la historia  se centra en la violencia ocurrida por esos años en dicho país, pero también nos cuenta como Fernando se desenvuelve en ese mundo junto con Alexis, observando sus movimientos, su forma de actuar, enamorándose de la personalidad de este chico. Y sufre mucho cuando la muerte se lo arrebata, quedando solo, mucho más solo que antes. Y de su asesino solo conoce su apodo “La laguna azul”. Tiempo después, conoce a otro muchacho, a Wilmar, de quien también empieza a enamorarse 

« Su desnuda belleza se realzaba por el escapulario de la Virgen que le colgaba del pecho. Y que al desvestirse se le cayó un revólver»

Wilmar es un niño de ojos verdes y casi de la misma edad que Alexis. El modo en que le conoce es casi una paradoja de cómo conoció a Alexis. Casi las mismas escenas, casi la misma forma, casi la misma manía. Parece una broma cruel, muy cruel, y mucho más lo es cuando descubra que Wilmar es aquel a quien apodan en su barrio como “La laguna azul” el asesino de su niño. 

Me gustó mucho la historia, no solo porque abordaba una relación homosexual (usualmente este tipo de historia es diferente a las usualmente se ve en un libro, desprovista de todo chicle romántico), sino también por como abordaban el contexto. Este último me marcó aún más, ya que sentí que parte de ese contexto lo estamos viviendo hoy los Venezolanos, claro que no se ha llegado a ser tan atroz como en el libro, pero no creo que estemos lejos de que eso empiece a suceder…. En fin, me agrado bastante  aunque hubiese deseado algo más diálogos, aun así la disfrute. Es cortita, la empecé como a la una y ya a las tres me la había devorado.



1 comentario:

  1. Ueee, reseña :D
    Es verdad que hace tiempo que no veía ninguna por el blog ^^
    Así de primeras no es una temática que me interese pero tu reseña ha estado muy bien y me ha entrado curiosidad por ciertos temas. Me lo he guardado como pendiente :)

    ResponderEliminar

¡¡¡Dame tu opinión!!! Es muy importante para mi saber lo que piensas, por eso déjame tu comentario.

Puedes dejar sugerencias de como mejorar el blog o acerca del tipo de entrada que te gustaria que publique.

Se borraran comentarios con insultos, groserías, palabras soeces o que mencionen algún tipo de discriminación.

Gracias por visitame.